DidactiRed a examen en su uso como input en la formación de formadores

M. Teresa Cáceres-Lorenzo
mteresa.caceres@ulpgc.es
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Poster
Análisis de contenido


Esta investigación tiene como objetivo general el examen de un número determinado de herramientas TIC, que funcionan como input de contenidos en la formación de profesores de español como lengua extranjera (ELE), en el área de nuevas tecnologías aplicadas al proceso de enseñanza/aprendizaje. En esta ocasión nos ocupamos de DidactiRed (cvc.cervantes.es/aula/didactired), banco de recurso que desde febrero de 2004 publica semanalmente actividades para el aula, además de actividades de reflexión y sobre técnicas docentes. Los autores de estos materiales son numerosos docentes que quieren compartir sus experiencias o propuestas de enseñanza. De tal forma, que el uso de DidactiRed junto al Diccionario de términos clave de ELE (cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele) constituyen un apoyo inestimable para los formadores, a la hora de alfabetizar al estudiante en el lenguaje específico de ELE.

La competencia de la lengua, según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas: aprendizaje, enseñanza, evaluación (MCER, 2001), está formada por las siguientes dimensiones: funciones, nociones,  tipos de texto y género, gramática, léxico y semántica, aspectos sociolingüísticos, pragmático-discursivos, fonológicos, fonéticos, ortográficos y orto-épicos, prosódicos y problemas gramaticales, semánticos y léxicos específicos del español. Un profesor de ELE debiera reconocer en las citadas dimensiones, necesidades de los alumnos para una comunicación efectiva en distintos contextos de aprendizaje. La importancia de investigaciones como estas se entienden a la luz de la competencia clave que se le supone a los docentes de organizar situaciones de aprendizaje, es decir el futuro profesor diagnostica y atiende a las necesidades de sus estudiantes, por lo que es responsable de planificar secuencias didácticas. Esto implica que en la organización de sus estudios no se descuide ninguna dimensión.

La utilización continuada desde 2008 en la asignatura del uso de internet como herramienta del currículo, nos llevó a percatarnos que los alumnos, a la hora de crear material didáctico como parte de los resultados de aprendizaje planifican siempre con unas determinadas dimensiones y evitan otras. Las preferidas son las relacionadas con los problemas gramaticales, semánticos y léxicos específicos del español, y se soslayan otros que se presentan en el MCER (2001).

En un proceso reflexivo de mejora, en los posgrados encargados de esta formación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria nos planteamos las siguientes preguntas de investigación: ¿es posible que DidactiRed presente en determinadas actividades para el aula una dimensión en detrimento de otras?; ¿qué dimensiones son las más trabajadas?. Cuestiones que nos propusimos responder a través de un análisis cuantitativo de dichas actividades.

El diseño de nuestra indagación nos llevó primero a reunir las 213 actividades en las que se usaba internet como recurso. Este material nos sirvió para examinar qué dimensión de la competencia de la lengua se desarrolla en estos input. Nuestras conclusiones nos indican que DidactiRed como input muestra preferencia por determinadas dimensiones. Este resultado no soluciona un problema en la formación. Es necesario indagar también en otros inputs como el currículo en los posgrados, los factores asociados al proceso de enseñanza/aprendizaje en el aula y en los intereses de los alumnos actuales.

El interés de esta investigación para los formadores de formadores se especifica en que nuestra aportación es un indicador de la tendencia actual de ELE, pero también supone un análisis de necesidades de cómo se puede priorizar una dimensión de la competencia de la lengua según el currículo del MCER, por lo que debe proponer la construcción de actividades concretas que eviten ciertas carencias formativas.