Hacia un hipertexto crítico del siglo XVII: la polémica en torno a la poesía de Luis de Góngora 

Sara Pezzini
sarpezzini@gmail.com
Héctor Ruiz
hector.ruiz.soto@gmail.com

Comunicación larga
Hipertexto


La difusión de los grandes poemas de Luis de Góngora (la Fábula de Polifemo y Galatea y las Soledades, entre 1613 y 1614) marca la última fase de la reflexión sobre la lengua poética vernácula, reflexión que empieza al principio del XVI con Garcilaso y Boscán, se prolonga en las Anotaciones de Fernando de Herrera y desemboca en la polémica que en torno a Góngora defiende su “nueva poesía”. En el caso de Góngora, la polémica dura cincuenta años y produce, en todo el imperio de los Austrias, un ingente volumen de documentos dispares: cartas, respuestas, papeles, pareceres, censuras, apologías, defensas, ilustraciones y comentarios. En 1662 se publica en Lima el último documento importante de la polémica, el Apologético de Espinosa Medrano. Estos cincuenta años de producción crítica han despertado el interés de los principales gongoristas del siglo XX: Dámaso Alonso, cuyo aporte ha sido fundamental, así como Miguel Artigas, Alfonso Reyes o Emilio Orozco (1925, 1927, 1969). El desarrollo de los estudios sobre Góngora ha puesto paulatinamente el foco sobre el debate de la “nueva poesía”: la investigación sobre la polémica se ha sistematizado y afianzado. Algunos textos del corpus han sido editados de manera modélica, como la correspondencia completa de Góngora (Antonio Carreira, 1999) donde abundan las alusiones a los primeros lectores de las Soledades. Sus reacciones son el punto de partida de la polémica y constituyen un aporte fundamental para el estudio de la obra del poeta cordobés, partiendo del postulado de que la literatura secundaria coetánea constituye un contexto imprescindible para el estudio de la literatura primaria. Sin embargo, los documentos del corpus polémico gongorino siguen siendo difíciles de encontrar. Solo una quinta parte se encuentra impresa hoy en día, teniendo en cuenta que la mayoría de los textos son manuscritos. Algunas piezas, como las Epístolas satisfactorias de Martín de Angulo y Pulgar (1635) pueden ser consultadas a partir de la digitalización en repositorios digitales, pero representan una minoría del conjunto. En 1994, Robert Jammes estableció un catálogo detallado de la polémica en un apéndice de su edición de las Soledades, con el objetivo de realizar una recensio definitiva de un corpus hasta entonces fragmentado y de estimular su estudio por parte de la comunidad científica.

Siguiendo esta tendencia de estudio de un texto poético a partir del corpus crítico coetáneo, el proyecto Góngora (2013, LABEX OBVIL, Paris – Sorbonne) dirigido por la catedrática Mercedes Blanco, constituye un proyecto de edición digital de los textos pertenecientes a la polémica gongorina. Reuniendo a cuarenta investigadores españoles, franceses, italianos y argentinos, el proyecto tiene como objetivo digitalizar, editar y publicar en la red un corpus crítico amplio (un centenar de textos aproximadamente) de naturaleza muy heterogénea y que constituye, en su conjunto, un análisis y valoración de la poesía gongorina. El trabajo editorial que nos ocupa consiste, en concreto, en publicar en una única plataforma HTML los textos manuscritos e impresos en formato XML/TEI.

El proyecto Góngora forma parte del laboratorio OBVIL de la Universidad Paris Sorbonne (Sorbona). Este laboratorio pretende seguir el ejemplo de otros proyectos de edición digital (« Van Gogh. The letters », « Cervantes Virtual », « BaTyr », « Les nouvelles nouvelles de Donneau de Visé », etc.) para ofrecerle al lector plataformas de navegación y de lectura que reúnan la comodidad de la lectura multimedia y el rendimiento científico. El proyecto Góngora desarrolla en particular su propia plataforma de lectura. Por ejemplo, las notas marginales que los autores añaden a sus textos aparecen en nuestras ediciones en el margen del texto glosado: la versión HTML facilita por tanto la lectura del texto completo del autor, incluidas las notas autógrafas, y restituye la disposición original del manuscrito o del impreso. Esta plataforma pretende utilizar las nuevas tecnologías para restituir una experiencia de lectura del texto del XVII con la mayor comodidad para el lector. Además, el enriquecimiento multimedia de las ediciones permite añadirle al texto editado una digitalización del codex optimus sobre el que se basa el editor. La lectura en HTML permitirá de esta manera, como en el caso del Parecer del Abad de Rute (publicado en abril de 2015) consultar de forma conjunta la transcripción del texto y la fuente manuscrita o impresa elegida por los editores. Cada imagen está anclada con un hipervínculo al número de folio o de página en las ediciones HTML para que el lector pueda verificar la calidad filológica de los textos.

En el primer Congreso Internacional HDH, Jaime Galbarro presentó un primer panorama del trabajo llevado a cabo por los editores, mostrando con detenimiento el proceso de edición en TEI a través de una plantilla de word que permite una transformación automática en código XML. Esa etapa ya ha dado sus primeros frutos y los textos publicados en la página del LABEX OBVIL, algunos de ellos aún en desarrollo, permiten proyectar motores de búsqueda, sistemas de hipervínculos, reenvíos e índices. En resumen, permiten pasar del texto único (el Parecer del Abad de Rute o las Epístolas Satisfactorias de Martín de Angulo) al corpus de textos y del corpus de textos a la polémica gongorina como hipertexto.

En efecto, la transformación de un texto manuscrito o impreso en una base de datos textuales etiquetados con XML no es más que una etapa intermedia en el proceso de construcción de un hipertexto conjunto del corpus polémico en torno a Góngora. La etapa actual de nuestro trabajo consiste en concebir instrumentos científicos de navegación que renueven la lectura tradicional del corpus, sacándole todo el partido posible a la plataforma web de lectura, pero sin dejar de lado formas más tradicionales de acercamiento al mismo. Por tanto proponemos al menos tres formatos al lector: el epub, que permite une lectura individual de cada texto; el TEI, que permite el análisis textométrico del corpus polémico; el HTML, que debe permitir una lectura novedosa de dicho corpus como si de un único hipertexto se tratase. En la ponencia, queremos presentar el entorno HTML del proyecto tal y como lo proyectamos a partir del etiquetado TEI.

En esta comunicación, nos detendremos por tanto en la construcción de hipervínculos y de modelos de visualización del hipertexto que resulten de esta construcción de reenvíos. Nuestros textos comparten conceptos y lugares críticos, localizables por textometría a través del formato TEI. Además, el material polémico presenta la particularidad de multiplicar los reenvíos a otros textos en forma de ataques y defensas, de pastiches, burlas u homenajes. Gracias a los reenvíos, que cada editor localiza en su texto, proyectamos construir un mapa virtual de la polémica gongorina que permita leer de forma transversal las series correlativas de textos que estén directamente relacionados. La versión final de este mapa debería permitir visualizar la forma de la polémica gongorina, con atributos cronológicos y geográficos aplicados a cada texto. En efecto, dicho mapa contendría series textuales – los comentarios de un verso gongorino, en particular de las Soledades; la disputa epistolar entre dos o más autores; los plagios y los pastiches de la controversia - y también núcleos capaces de reunir todas esas series y de explicar la difusión de conceptos y textos anteriores. Entre estos núcleos, el primero será sin duda el texto y la biografía de Luis de Góngora, pero la aparición en este mapa de otros grandes intelectuales de la época (Lope de Vega, Jáuregui, Salcedo Coronel, Salazar Mardones…) permitirá además reordenar la historia de la polémica en torno a sus principales autores y reflexionar sobre el significado intertextual, histórico y cultural de la polémica como fenómeno literario.