Cartografía literaria de la lírica profana gallego-portuguesa

Miguel Ángel Pousada Cruz
miguelangel.pousada@usc.es
Universidade de Santiago de Compostela
Helena Bermúdez Sabel
helena.bermudez@usc.es
Universidade de Santiago de Compostela

Comunicación breve
Mapas y mapeado


Son muchos los elementos partícipes del fenómeno literario que podemos representar visualmente sobre un mapa: el origen de los/las autores/as, los espacios de la performance, las relaciones de mecenazgo, los lugares de los debates literarios, etc. Aun teniendo presente esta realidad, para poder llevar a buen término la fase inicial de este proyecto –que hemos decidido titular Cartografía literaria de la lírica profana gallego-portuguesay que ahora presentamos, hemos decidido únicamente centrar la atención en las referencias textuales extraídas del producto literario propiamente dicho, es decir, de las cantigas profanas escritas en lengua gallego-portuguesa.

Aunque la idea no es original y son muchos los proyectos similares que nos preceden, nuestro objetivo es crear una herramienta auxiliar que complemente la información del corpus lírico gallego-portugués consultable en línea a través del banco textual MedDB: Base de datos da Lírica Profana Galego-Portuguesa del CRPIH, que, en su versión inicial, en red desde el año 1998, constituyó un importante hito dentro del estudio de esta escuela lírica medieval desde una perspectiva románica e interdisciplinar.

Nuestra intención no es únicamente facilitar información de tipo geográfico para localizar un topónimo mencionado en una cantiga concreta, sino que buscamos ofrecer una visión de conjunto que permita, por ejemplo, saber qué espacios geográficos son los más poéticos o cuál es la relación de un subgénero literario con la presencia de determinados espacios.

Desde el punto de vista metodológico, todo el proceso es elaborado a partir de tecnologías XML. En un primer momento, se extrae la información toponímica utilizando el lenguaje de consulta XQuery. Esta información se recupera de una manera rápida y eficaz debido al marcado XML empleado para codificar la información contemplada en MedDB. Posteriormente, utilizamos el lenguaje XSLT para crear un fichero KML. Uno de los motivos por los que se ha optado por el uso del KML es la ventaja que supone trabajar con un lenguaje basado en XML cuyo formato es, además, soportado por diferentes programas de información geográfica (QGIS, WorldWind, Google Earth, etc.).

Para la incorporación de las coordenadas geográficas hacemos uso de diferentes gazetteers o nomenclátores, pero la labor del filólogo/a resulta fundamental en este proceso para salvar las anatopías, esto es, las dificultades a la hora de localizar ciertos topónimos. Entre otras cuestiones, hacemos una distinción visual entre localizaciones geográficas reales, es decir, espacios en los que la ficción poética tiene lugar, y otras referencias literarias de difícil localización sobre el mapa (como los topónimos bíblicos Sodoma y Gomorra).