De la digitalización a la preservación: un tratamiento integrado para la difusión del patrimonio documental de la Universitat de Barcelona

Miquel Térmens
termens@ub.edu
Universitat de Barcelona
Domingo Iglesias
diglesias@ub.edu
Universitat de Barcelona
Judit Casals
juditcasals@ub.edu
Universitat de Barcelona
Rosa Fabeiro
rfabeiro@ub.edu
Universitat de Barcelona
Marta Mercader
mercader@ub.edu
Universitat de Barcelona

Comunicación larga
Digitalización, creación de recursos


Durante los últimos años el CRAI ha invertido recursos económicos propios y se ha adherido a ayudas públicas para la digitalización de documentos seleccionados de sus fondos. Pero esta iniciativa no ha contado con el respaldo económico y técnico suficiente que permitiese pasar a una escala mayor de digitalización, como correspondería a una universidad y una biblioteca de esta envergadura. Como resultado de estas limitaciones el CRAI tampoco ha contado con un portal propio para mostrar sus obras digitalizadas, habiendo de utilizar portales cooperativos externos, en especial Memoria Digital de Catalunya (MDC) y la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (BVMC).

Esta situación ha cambiado entre los años 2010 y 2014 con el proyecto que se expone a continuación.

Visión del proyecto

Este proyecto fue previsto y se ha ejecutado bajo una visión integral que aúna las tres “patas” de la explotación digital del patrimonio: la digitalización de los contenidos, su consulta pública y su preservación a largo plazo. Como resultado se ha creado un Centro de Digitalización (CEDI), se ha creado un portal de consulta (BiPaDi) y se ha establecido un sistema de preservación digital (Xanadú), todos ellos operativos en el momento actual. El proyecto, bajo la dirección de la Gerencia de la universidad, ha contado con la participación de distintos departamentos de la universidad, principalmente: CRAI, Unidad de Tecnologías, el nuevo Centro de Digitalización y el Departamento de Biblioteconomía y Documentación.

A nivel estratégico, el proyecto ha buscado permitir dar a la UB un salto en su capacidad para crear, mostrar y gestionar fondos digitalizados de sus bibliotecas, de forma que en este campo la UB se pudiera posicionar a corto-medio plazo en una puesto preeminente a nivel nacional e internacional. La gran escala del proyecto ha sido pues un elemento clave para entender el diseño dado a los distintos componentes que lo forman.

El Centro de Digitalización (CEDI)

En la creación del Centro de Digitalización se marcó alcanzar los siguientes objetivos:

En definitiva se trata de que la universidad tenga capacidad propia para digitalizar casi cualquier documento de sus fondos, sin la necesidad de recurrir a la contratación de empresas externas. En este sentido el diseño del CEDI se ha inspirado en unidades parecidas que son comunes en las grandes bibliotecas universitarias norteamericanas y también en otros países.

El portal BiPaDi

Aunque la universidad ya contaba con distintos repositorios que permitían la consulta de determinados documentos digitales, en especial de literatura científica, éstos no tenían la capacidad para almacenar grandes volúmenes de nuevos documentos procedentes de digitalización, ni de mostrar todas las tipologías documentales posibles. Por esta razón el proyecto incluyó la instalación de un portal específico de fondos digitales, llamado Biblioteca Patrimonial Digital (BiPaDi).

Para el mismo se ha usado el software comercial ContentDM, que permite la interoperabilidad con otros sistemas, así como la recolección por Europeana.

Sistema de preservación Xanadú

Las acciones de digitalización previamente emprendidas por el CRAI ya habían generado un volumen importante de ficheros máster que era necesario conservar de forma adecuada. La puesta en marcha del CEDI añadía que se generarían de forma habitual grandes volúmenes de ficheros, del orden de varios terabytes anuales. Por ello era imprescindible crear una infraestructura para la preservación digital a largo plazo de todos los ficheros generados, solo así se podrían asegurar , así como generar nuevos servicios en el futuro, como ofrecer copias de alta calidad o imprimir facsímiles.

La estrategia consiste en el mantenimiento de un servidor oscuro (sin acceso público), que controla las estrictas políticas de ingestión de ficheros que se han diseñado y que monitoriza periódicamente la integridad (control MD5) y la consistencia de la replicación de los ficheros.

Conclusiones

Con este proyecto la UB ha hecho un cambio radical en su forma de afrontar el reto digital, pues se ha pasado de la acumulación de pequeñas acciones y pequeñas inversiones a aplicar un modelo que podríamos llamar de producción industrial. Es habitual que esta escala de actuación sea la usada en grandes bibliotecas nacionales y universitarias a nivel internacional, pero hasta ahora esto no ha sido habitual en España.

La experiencia de la UB demuestra que las instituciones que poseen grandes fondos patrimoniales pueden y deben encarar el reto digital a una gran escala, pues solo así su aportación digital tendrá un impacto significativo en la sociedad.